Mejora la Reputación de tu Ecommerce en 5 fáciles pasos

La reputación corporativa es la proyección de imagen que genera una empresa acerca de su  estructura, solidez y la gestión de los recursos humanos y físicos que realiza. En un entorno altamente competitivo como en el que estamos inmersos hoy en día, resulta indispensable mantener una buena reputación para incrementar la captación de audiencia y fomentar el crecimiento sostenido de la organización.

Sin embargo, en el caso de los e-commerce existe un factor de riesgo adicional: se trata de la rápida difusión, tanto de las buenas como de las malas noticias, a través de los diferentes canales de difusión social. Hoy en día, la información se encuentra cada vez más al alcance de los usuarios, y es allí donde el mercadeo “boca a boca” juega un rol fundamental, ya que puedes ganar o perder popularidad en breves momentos.

Las tendencias actuales se inclinan hacia la presencia comercial en Internet, ya que según numerosos estudios, más del 80% de los consumidores realizan una pesquisa preliminar de un producto en la web antes de concretar la compra. A continuación te indicamos cinco fáciles pasos para afianzar una buena reputación online:

1.- Presta especial atención a tus empleados, proveedores y clientes: el primer paso consiste en fomentar una buena reputación dentro de la empresa, y que sean tus aliados quienes difundan las ventajas de formar parte (directa o indirectamente) de tu emprendimiento.

2.- Practica la escucha activa: de esta forma podrás controlar y monitorear de cerca todo lo inherente a tu comercio o a tu marca. ¡Toma lo bueno! Y da prioridad a las críticas constructivas que te permitan mejorar continuamente y perfeccionar el enfoque de tu negocio web.

3.- Atiende las quejas: enfócate en responder de forma expedita los comentarios que hagan tus usuarios a través de las redes sociales o formularios de contacto. A la clientela le gusta ser tratada de una forma personalizada, por lo que debes procurar especial atención a cada una de esas críticas, y responder a ellas en la medida de lo posible, aunque no sean de tu agrado.

4.- Monitorea a tus competidores directos: la implementación de técnicas de mercadotecnia como el Benchmarking facilitarán la prevención de errores en tu estrategia de comunicación.

5.- Cuida los perfiles personales de los directivos: el manejo inadecuado de la información personal sobre los líderes del proyecto, podría afectar a inversores, socios estratégicos o clientes potenciales.

Mediante la implementación de estos cinco sencillos pasos, el cultivo de una buena reputación web, está al alcance de tu mano.

Artículos sugeridos: